Para pasar la ITE, el IEE o para otros servicios de Arquitectura contáctenos:

91 803 6406 o 636 005688 – informacion@asesordelavivienda.es

definitivo-en-linea-ancho-300px

Arquitectos especialistas en Patología, Reparación y Mantenimiento de Edificios

Desde julio de 2012 la Inspección Técnica de Edificios (ITE) es obligatoria en toda España para inmuebles con una antigüedad superior a 50 años ubicados en municipios con más de 25.000 habitantes, salvo que las Comunidades Autónomas fijen un límite de tiempo menor.

Es lo que ya se conoce como la “ITV del edificio”. Para pasarla con éxito no está de más tomar nota de los consejos que da el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid.

Experiencia y profesionalidad del técnico y/o empresa

La comunidad debe asesorarse bien antes de elegir un técnico. Hay que tener en cuenta que en la ITE prevalece un criterio técnico, que en muchos casos es subjetivo. Una mala praxis puede originar la realización de cuantiosas obras en una finca, solo soportadas por derramas comunitarias.

Contratar a un técnico competente

El profesional que vaya a realizar la ITE debe ser independiente y con formación específica. Asimismo, es aconsejable contar con un técnico durante la realización de las obras necesarias para la subsanación de los defectos que, en su caso, se levanten en el acta de inspección. Este técnico debe ser el encargado de la dirección facultativa y debe responsabilizarse de la buena ejecución de las mismas.

Debe siempre separarse y no pueden tener intereses comunes el técnico que efectúa la ITE y la empresa contratada para corregir las deficiencias detectadas. De no ser así habrá conflicto de intereses que vulnerará la seguridad de actuación de los propietarios.

Encargar una pre-ITE

Es importante solicitar al técnico un avance de los posibles defectos o deficiencias que incluiría en el acta de inspección y en caso de ser desfavorable poder valorar y realizar las obras necesarias previas a la emisión del informe. Sólo así podremos evitar una calificación desfavorable que conlleva la ejecución de obras de mayor entidad.

Solicitar ayudas y subvenciones públicas

La comunidad debe informarse de las ayudas o subvenciones que en materia de rehabilitación existen a nivel local, autonómico o estatal.

Introducir medidas de eficiencia energética

Si tiene que realizar obras, aproveche para introducir medidas de eficiencia energética en el edificio. Aunque no es vinculante para el resultado de la ITE, en ciudades como Madrid es necesario estudiar el comportamiento térmico del inmueble.

Desconfíe de una ITE demasiado barata

El precio de una ITE bien realizada, dependiendo del número de viviendas del edificio así como otros condicionantes, no debería ser inferior a 400 euros. En ella deberían estar incluidas las visitas realizadas al inmueble, la cumplimentación de las actas, recogida de antecedentes del edificio, visado del acta de inspección (optativo) y presentación en el Ayuntamiento de su municipio.

Exigir el visado en caso de que sea necesario

Aunque no es obligatorio el visado colegial del acta de inspección de edificios, sí es recomendable, dado que si se visa la comunidad de propietarios tiene plena confianza de que el técnico autor del acta de la ITE está habilitado para desempeñar con suficientes garantías el trabajo y estará cubierto por el seguro de responsabilidad civil. El visado si es obligatorio en los certificados finales de obra en los que sea exigible la presentación del proyecto.

Adecuar las obras de accesibilidad a la normativa vigente

Aprovechando que la comunidad va a ejecutar obras, es importante que renueve los elementos de accesibilidad existentes que no cumplan con la normativa vigente o realizar la instalación de nuevos necesarios.

Concienciar en la prevención y cultura del mantenimiento

La comunidad de propietarios debe cumplir, por Ley, con su obligación de realizar aquellas obras que sean necesarias para el adecuado sostenimiento y conservación del inmueble y de sus servicios, de modo que reúna las debidas condiciones estructurales, de estanqueidad, habitabilidad, accesibilidad y seguridad. Es mejor no dejar nada para mañana.

Crear una comisión de obras

Si el acta de inspección es desfavorable, en función del grado de las actuaciones a realizar es recomendable nombrar una comisión de obras en la Junta General de Propietarios donde se presenten los diferentes presupuestos, al menos 3. Esta comisión debe estar habilitada por la junta para la contratación y representación de la propiedad junto con el técnico encargado de la dirección facultativa durante el periodo de tiempo que se ejecuten los trabajos de subsanación de los defectos.