La antigüedad de los inmuebles, la deficiencia, en su caso, de los sistemas constructivos y de los materiales, y la ausencia de unas mínimas labores de mantenimiento provocan un progresivo deterioro de la construcción que es preciso detener para evitar costes y daños, en algunos casos, irreparables.

Nota Conservación

Una mínima dedicación periódica a trabajos de inspección y mantenimiento del edificio puede evitar su deterioro y la aparición de patologías y daños, cuya subsanación es mucho más costosa que las labores indicadas anteriormente.

La renovación de las exigencias de calidad y confort junto a la introducción de criterios Nota Rehabilitaciónde sostenibilidad y eficiencia energética hacen que la conservación  o rehabilitación de edificios sea casi como una puesta a cero del reloj de envejecimiento de la edificación, pero que además produce una renovación de la protección de los elementos estructurales e instalaciones del edificio lo que ayuda a prolongar su vida útil.

Los propietarios no deben olvidar que además de la mejora de habitabilidad que resulta de la rehabilitación de las viviendas, se produce una revalorización de las mismas.