La cubierta es uno de los elementos del edificio más expuestos a las inclemencias climáticas y a su vez a la que se le presta menos atención por parte de los habitantes del edificio.
Para mantener la funcionalidad de la cubierta es muy importante someterla a pautas de conservación y mantenimiento:
*Eliminar cualquier tipo de vegetación espontanea.
*Tratar de no caminar sobre las cubierta planas no transitables pues pueden producirse desperfectos.
*Si en la cubierta se instalan nuevas antenas, equipos de aire acondicionado o, en general, aparatos que requieran ser fijados, la sujeción no debe afectar a la impermeabilización.
*Evitar el almacenamiento de materiales, muebles, etc., y el vertido de productos químicos agresivos como son los aceites, disolventes o lejías.
*Revisar y limpiar frecuentemente sumideros y cazoletas.
*Revisar semestralmente el estado general de la cubierta. Si se encuentran laminas impermeabilizantes desprendidas o piezas de solados o rodapies repararlos inmediatamente.

Los defectos mas frecuentes debido a una incorrecta puesta en obra son:
a.- Ausencia de impermeabilización o discontinuidad de la membrana impermeabilizante en juntas.
b.- Ausencia o mala realización de solapes.
c.- Deficiente ejecución de la impermeabilización en puntos singulares tales como esquinas, limatesas, limahoyas, encuentros con chimeneas o rebosaderos.
d.- Elementos colocados tras la ejecución de la impermeabilización que puedan producir
perforaciones o desgarros, como antenas, barandillas, etc.
e.- Mala ejecución de las pendientes.
f.- Remates deficientes en el encuentro con los paramentos verticales.
g.- Falta de limpieza del soporte de la impermeabilización.

El agrietamiento o formación de fisuras en la impermeabilizaciones continuas con materiales laminares, pastas, mastics, morteros, etc, se debe fundamentalmente a:
a.- Los cambios de temperatura que provocan en el tiempo el endurecimiento del material y la pérdida de su elasticidad.
b.- La heladicidad.
c.-La saponificación y/o la pérdida de plastificantes de algunas láminas que originan una pérdida notable de elasticidad y de resistencia al desgarramiento.
d.- El envejecimiento prematuro del material por falta de protección adecuada.
e.- Al tipo de fijación al substrato. Los sistemas adheridos plantean usualmente problemas de fisuración al hacerse solidarios con el soporte base.
f.- Al ampollamiento debajo de las láminas por la formación de burbujas de vapor de agua a presión procedente de los estratos o capas inferiores del cerramiento de cubierta.
g.- Las deformaciones originadas por esfuerzos mecánicos y/o dinámicos no compatibles con el material de impermeabilización.
h.-Las juntas estructurales y/o de los estratos en contacto con la impermeabilización.