Certificación Energética

Informes y Peritajes

Asesoramiento

ITE

La Inspección Técnica de Edificios en Madrid debe incluir los siguientes aspectos:

  • Estado de la estructura y cimentación.
  • Estado de fachadas interiores, exteriores, medianeras y otros paramentos.
  • Estado de conservación de cubiertas y azoteas.
  • Estado de las redes generales de fontanería y saneamiento del edificio.
  • Estado de los elementos de accesibilidad existentes en el edificio.

Además de lo anterior, todas las actas de inspección técnica deberán contener información sobre el comportamiento térmico del edificio, pero en ningún caso esta información tendrá efectos para el resultado, favorable o desfavorable, de la inspección.

La obligación de efectuar la Inspección Técnica de Edificios (ITE) corresponde a los propietarios de los mismos. Los propietarios deberán contratar un técnico competente en la materia para que lleve a cabo la inspección y cumplimente la documentación necesaria.

Pídanos presupuesto e información…

COMO TRABAJAMOS
Una vez aceptado nuestro presupuesto, concertaremos una cita con la persona responsable (que debe facilitarnos el acceso a todas las zonas comunes del edificio incluyendo sótanos, patios, azoteas y cubiertas) y un Arquitecto especializado se desplazará al domicilio e inspeccionará la finca.

Los posibles resultados de la ITE son dos:

Podemos también incluir en nuestro servicio la presentación de los documentos en el Registro del Ayuntamiento.

Usted puede solicitar ayudas económicas para la ejecución de las obras que deriven de la ITE desfavorable y nosotros podemos encargarnos de su tramitación. Pídanos presupuesto.

También, a su pedido, realizamos el Proyecto Técnico y Dirección de las obras que necesite ejecutar y nos ocupamos de la Licencia de Obra.
Recuerde que somos profesionales independientes que no tenemos ninguna relación comercial con empresas constructoras y que por lo tanto nuestros criterios son absolutamente imparciales a la hora de inspeccionar la finca, lo que concurre en su beneficio.

La CAM crea un Registro Unico de Informes de Evaluación de Edificios

La Comunidad de Madrid ha puesto en marcha la creación de un Registro de Informes de Evaluación de Edificios que permitirá inscribir en un documento único los informes de evaluación de más de 40.000 edificios al año, la mitad de ellos en el municipio de Madrid. Leer más…

Publicada la Guía sobre Energía Solar Térmica (2016) de FENERCOM

La Dirección General de Industria, Energía y Minas de la Comunidad de Madrid a través de la Fundación de la Energía de la Comunidad de Madrid, publica esta Guía sobre Energía Solar Térmica, en la que se aportan criterios de diseño, mantenimiento, aplicación a los diferentes sectores y una amplia colección de casos prácticos, que permiten vislumbrar el gran potencial de incorporación de estas instalaciones. Descargar…

Las normativas y las Reglas del Arte (Lex Artis)

Las Normativas son un conjunto de prescripciones que tienen como finalidad fundamental garantizar la seguridad y habitabilidad de las edificaciones de acuerdo al uso al que están destinadas.

Estos objetivos se pretenden conseguir haciendo el mayor uso posible de los conocimientos teóricos, de los resultados prácticos y de la experiencia acumulada a lo largo de los años, dentro de ciertos límites, puesto que por un lado los avances teóricos y técnicos son constantes, mientras que las Normas se actualizan cada cierto tiempo.

Por otra parte, no pretenden abarcar todos los casos posibles; en consecuencia habrá soluciones no contempladas en ellas y, por supuesto, no es nunca, o al menos no debería serlo, un Catálogo o  Prontuario al que se acude para obtener la solución con los datos de partida de que se disponga. EI Proyectista tiene que ser consciente de que no se puede encontrar todo en la Norma y debe ser capaz de interpretarla y en los casos necesarios salirse de ella y mejorarla siempre actuando de acuerdo a las reglas del arte de construcción.

Hay que tener en cuenta además que las Normas señalan “mínimos”, y el que cumple con los mínimos, está cumpliendo la Norma. Pero en muchas circunstancias los mínimos pueden no ser aceptables.

En otras palabras: el cumplimiento estricto de las Normas y de los protocolos aceptados u obligatorios no implica en ningún caso la garantía de que un edificio esté bien proyectado y bien construido para cumplir con los fines para los que se ha construido.

Recordamos esto porque hemos visto últimamente en algunas demandas informes periciales que articulan todo su contenido en torno a las Normativas olvidando que por encima de ellas está el buen hacer profesional que incluye, como es obvio, la aplicación y observancia de dichas normas.

Este buen hacer profesional también se denomina jurídicamente Lex artis o Reglas del Arte y lo podemos definir como la “forma habitual y diligente de realizar los trabajos de un oficio o profesión”. Y aclaremos también el término “diligente” según la RAE: “Cuidadoso, exacto y activo”.

No importa la profesión: arquitecto, medico, abogado, albañil, para cada época y lugar existen éstas Reglas del Arte, curiosamente no escritas, que hay que observar, cumplir y hacer cumplir en cada oficio y profesión.

Quizás tengan su origen en la Edad Media cuando los artesanos se agrupaban en los gremios y la forma de hacer las cosas no estaba regidas por normas escritas sino que se transmitían a través de la experiencia e imitación de los maestros por parte de los aprendices.firma-documento

Como mencionamos más arriba cada época y lugar generan sus particulares Reglas del Arte de cada profesión, por eso es que encontramos a veces a profesionales que nos dicen “lo he hecho así porque habitualmente se hace así” refiriéndose a prácticas que han quedado obsoletas por el paso del tiempo, la experiencia y los avances técnicos. Por otra parte, los que hemos trabajado en el extranjero sabemos de la enorme dificultad que implica hacer cumplir determinadas prácticas de diseño, buena construcción y de seguridad en el trabajo en algunas regiones del mundo ya que las prácticas habituales en esas regiones no se corresponden con las nuestras.

Todo lo anterior se hace extensivo a los proyectistas y directores de obras.